¿Qué es un Comité de Ética?

Los Comités de Ética para la asistencia sanitaria son instancias de diálogo y debate interdisciplinar, con la misión de asesorar a los profesionales sanitarios y a los usuarios que lo soliciten en la solución de los conflictos éticos que se producen en el desarrollo de la tarea asistencial.

martes, 15 de julio de 2014

El Tribunal Supremo anula el Real Decreto que regula la donación de células de cordón umbilical (1)





El 30 de mayo de 2014, el Tribunal Supremo emite la sentencia STS 2253/2014 que aborda el recurso contencioso-admnistrativo sobre la impugnación del Real Decreto 1301/2006, de 10 de noviembre, por el que se establecen las normas de calidad y seguridad para la donación, la obtención, la evaluación, el procesamiento, la presentación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos y se aprueban las normas de coordinación y funcionamiento para su uso en humanos. 

La sentencia del Tribunal supremo estima el recurso contencioso administrativo presentado por  "Vidacord S.L."  y procede a "declarar nulo el real decreto recurrio, por insuficiencia de rango, al haberse realizado su trasposición a nuestro derecho interno mediante norma reglamentaria".

La pretensión principal de la entidad demandante era "la nulidad íntegra del real decreto recurrido. Si bien, subsidiariamente, se reclama la nulidad únicamente de los artículos 3, 4 párrafo último, 7 apartado 2, 15, 23, 37 y anexos I y II".

 La sentencia aborda la cuestión principal sobre si el vehículo normativo utilizado para trasponer a nuestro ordenamiento la Directiva 2004/23/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de marzo de 2004, era la adecuada.

En primer lugar exponen que "el rango de la norma que transpoen una Directiva comunitaria es una cuestión que ha de resolverse aplicando el sistema jurídico-constitucional interno". "Las Directivas, por tanto, obligan al Estado miembro en cuanto al resultado que deba alcanzarse, ésta es su ineludible vinculación, pero deja a las autoriadades nacionales la elección de la forma y los medios. En el bien entendido que en el ejercicio de esta libertad de elección de la forma y los medios no pueden prescindirse del marco que proporciona el ordenamiento jurídico interno, al que ha de estarse."

 En el punto quinto de la sentencia abordan la decisión si la materia a la que se refiere la disposición reglamenaria recurrida, hay una reserva de ley orgánica o de ley ordinaria. Estiman que la norma impugnada no es desarrollo del invocado derecho a la vida (artículo 15 de la CE), por lo que ninunguna reserva de ley orgáncia hay al respecto, ex artículo 81,1 de la CE. En la Sentencia 212/1996 se declara, precisamente, que no hay reserva de ley orgánica respecto de la Ley 42/1988, de 28 de diciembre, de donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos. De modo que el rango normativo entonces empleado, ley ordinaria, era constitucionalmente adecuado. A tenor de la doctrina constitucional con mayor razón la regulación de la sangre del cordón umbilical, células y tejidos, no puede ser considerada como desarrollo del derecho a la vida y a los efectos de la reserva de la ley orgánica.

Una vez descartda la reserva de ley orgáncia, aborda la reserva de ley ordinaria; y es en este punto donde concluyen que efectivamente concurre una reserva de ley formal, por lo que resulta insuficiente el rango reglamentario seguido; lo que determina la nulidad plena de la disposición general que se recurre ex artículo 62.2 de la Ley 30/1992.

Los motivo que argumenta son los siguientes:
- "El derecho a la protección de la salud, que reconoce el artículo 43.1 de la CE, obliga a los poderes públicso a organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de prestaciones y servicios sanitarios, haciendo reserva de ley respecto de "los derechos y deberes de todos" (artículo 43.2 de la CE)". La disposición recurrida regula aspectos esenciales relativos a la protección de la salud, lo cual es expresado repetidamente a lo largo de todo el texto del Real Decreto.  "La reserva de ley formal que deriva de la previsión del artículo 43.2 de la CE, determina que el Gobierno y la Administración no pueden dictar reglamentos, en aquellas materias afectadas por tal reserva, incidiendo negativametne sobre la esfera jurídica de los ciudadanos, sin este previo apoderamiento legal".

Un elemento importante es que el Real Decreto 411/1996, derogado por el que ahora estaba recurrido, no abordaba los variados aspectos que aborda el decreto recurrido actual, y por tanto entiende el tribunal que no se puede considerar que la disposición ahora recurrida sea sucesora, en lo relativo al rango normativo necesario, de la norma de 1996. Al contrario se establece una nueva regulación, hasta el momento desconocida en España, que tiene lugar al transponerse la Directiva 2004/23/CE.

Entiende el tribunal que "la reserva de la ley formal que apreciamos no puede ser obviada o diluida porque la norma reglamentaria en cuestión sea trasposición de una Directiva comunitaria.  Esta conclusión deriva de la importancia del principio de reserva de ley formal, como garantía esencial en un Estado de Derecho, al asegurar que las restricciones a los ámbitos de libertad se realicen, no por el poder ejecutivo mediante normas infra legales, sino por los representantes de los ciudadanos en normas con rango de ley que son expresión de la voluntad popular".

Como podemos comprobar la sentencia anual el decreto por entender que el vehiculo normativo utilizado para trasponer la directiva comunitaria no es el adecuado, no entrando a estudiar el contenido de los artículos que "Vidacord S.L." entendía como controvertidos.

En próximos artículos seguiremos abordando alguno de estso aspectos.




lunes, 14 de julio de 2014

El principio de sobriedad (pertinencia)


En 2004 el grupo de trabajo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina Familiar publicó un documento titulado "Informatización y confidencialidad de la historia clínica" que fue publicado en la revista Atención Primaria.

Entre los principios deontológicos que en el documento se abordan, hay uno que nos llama poderosamente la atención, el principio de sobriedad (pertinencia).

Los autores exponen "de acuerdo con este principio, los profesionales sanitarios deben limitarse a recabar y registrar lo estrictamente necesario para asegurar una atención médica de calidad. Independientemente de lo difícil que puede resultar eliminar definitivamente datos introducidos en algunos tipos de sistemas informáticos que permiten  rescatar archivos aparentemente borrados, es conveniente no registrar, salvo que sea imprescindible, aquellos detalles que, de revelarse, podrían poner en peligro datos muy sensibles de la intimidad de nuestros pacientes".

Creemos que este principio es una de la claves para mantener la confiencialidad; constituye el primer paso, no saber lo que no necesitamos saber es la mejor forma de evitar divulgar o difundir información confidencial. 

Los profesionales sanitarios y no sanitarios debemos hacer un esfuerzo importante para reconocer que datos son imprescindibles para realizar el trabajo que tenemos encomendado, que puede ser asistencial o administrativo, sobre pacientes o profesionales... y solo recabar esos datos imprescindibles.

Esto incumbe también a departamentos generales como el departamento de personal, etc... 

Primer paso, no pedir información que no necesitamos... sencillo pero brillante.

Informe del Comité de Bioética de España sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer embarazada.


La foto que hemos seleccionado corresponde a una manifestación que tuvo lugar en Oviedo en 1985 reclamando el aborto libre.


La siguiente foto fue tomada en Oviedo también en diciembre del 2013.

Hemos querido hacernos eco en este blog del informe que el Comité de Bioética de España había realizado sobre el anteproyecto de ley orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada.



En noticias anteriores enlazamos el anteproyecto de ley y las leyes anteriores que se habían aprobado en España sobre este tema, así como el informe que en su momento el Comité de Bioética de España elaboró con motivo del anteproyecto de la ley aún vigente.

Sin entra en detalle (tendremos oportunidad en próximas publicaciones), llama la atención los votos particulares que se emitieron, parece reflejar la controversia existente en este tema y que también es observable en la calle. No parece que esta ley vaya a conseguir un consenso social importante. Así se observa en numerosas encuestas realizadas, donde la vigente ley genera un importante consenso entre ciudadanos y profesionales, y la mayoría rechazan la derogación de la misma. En esas encuestas se observa que los propios votantes del partido en el goberno estan en contrar de derogar la citada ley.




jueves, 19 de junio de 2014

I Encuentro Bioética en las Aulas. Abril 2014. Tapia de Casariego.



En Abril de este año tuvo lugar en la Casa de Cultura del Ayuntamiento de Tapia de Casariego el I Encuentro de Bioética en las Aulas. Los alumnos de 3º de la ESO de los Institutos de Enseñanza Secundaria de Navia y Vegadeo nos presentaron las conclusiones de los trabajos de deliberación que durante los meses previos desarrollaron con sus profesores de Filosofía  y Ética.

Desde este blog deseamos felicitar a todos los alumnos que participaron por la calidad del trabajo realizado y por la claridad en las exposiciones; como no agradecer el trabajo de los profesores que guiaron a los alumnos durante estos meses, a los miembros del comité de ética que lo hicieron posible y al presidente de la Sociedad Internacional de Bioética por participar en el mismo.

Uno de los casos que tuvieron que debatir versaba sobre la compra de órganos, el IES de Vegadeo realizó una encuesta a 100 personas de su entorno sobre este tema como medio para sondear la opinión social sobre el mismo. Los resultados fueron los siguientes:
1. ¿Está usted a favor o en contra de la donación de órganos?
El 92% de los adolescentes esta de acuerdo, 93% de adultos y 85% de ancianos.
2. ¿Conoce usted el proceso de transplante de un órgano?
62% de los adolescentes lo conoce, el 75% de los adultros y 84% de los ancianos.
3. ¿Es usted donante de órganos?
51% de los adolescentes, 56% de los adultos y 75% de los ancianos.
4. ¿Donaría los órganos de un familiar cercano si falleciese?
59% de los adolescentes, 65% de los adultos, 53% de los ancianos lo donarían. Llama la atención que el 41% de los adolescentes, 27% de los adultos y 27% de los ancianos no lo harían.
5.Si una persona necesitara un trasplante, pero no lo puede conseguir legalmente ¿Consideraría usted correcto que lo intentara conseguir por otros medios?
47% de los adolescentes opina que sí, el 28% de los adultos y el 20% de los ancianos.
6. ¿Apoyaría usted a un miembro de su familia, con una situación similar, que recurriera a un trasplante ilegal?
72% de los adolescentes lo apoyarían, 35% de los adultros y 45% de los ancianos.

Apuntamos los resultados que desde luego invitan a la reflexión... seguiremos comentando el encuentro en futuras notas en este blog.

lunes, 14 de abril de 2014

IV Jornadas Por los Buenos Tratos


El 26 de abril de 2014 se celebrarán las IV Jornadas Por los Buenos Tratos organizadas por el Consejo de la Juventud del Principado de Asturias. Uno de los temas que tratarán será la Dignidad Humana y libre desarrollo personal: efectos en España de la maternidad subrogada, donde participa como ponente el Catedrático de Derecho Constitucional, Miguel Presno Linera, miembro del Comité de Ética del Área Sanitaria I (Asturias).
La inscripción es gratuita.

lunes, 7 de abril de 2014

I Encuentro "Bioética en las Aulas" Alumnos de 4º de la ESO (15-16 años)




El 10 de abril de 2014 se celebrará en Tapia de Casariego (Asturias-España), el I Encuentro de "Bioética en las Aulas" bajo el lema "Construyendo una sociedad para tod@s". 

El citado proyecto educativo organizado por el Comité de Ética del Área Sanitaria I consistió en el desarrollo de una unidad didáctica para que los profesores de Filosofía y Ética de Enseñanza Secundaria, trabajasen con los alumnos de 4º de la ESO (15 ó 16 años) durante un trimestre.
El objeto del trabajo es que se comportasen como si fueran un Comité de Ética y estudiasen y analizasen unos casos hipotéticos, pero basados en hechos reales, y debatieran los mismos hasta llegar a unas conclusiones sobre los diferentes dilemas éticos que presentan.
Este proyecto educativo cristaliza con la realización de un encuentro en el que los alumnos de los Institutos de Enseñanza Secundaria "Elisa y Luis Villamil" de Vegadeo y "Galileo Galilei" de Navia presentarán sus conclusiones a cada uno de los tres casos estudiados.
Los casos sobre los que han estado trabajando versan sobre, Ensayos clínicos en países en vías de desarrollo, Compra de órganos para transplantes y negación de la transfusión sanguínea a un menor.
El acto será abierto al público, y una buena oportunidad para conocer el trabajo realizado por nuestros jóvenes, e incluso que nos muestren hacia donde van los consensos sociales del futuro.
Cerraremos el acto con una conferencia del Dr. Marcelo Palacios, Presidente de la Sociedad Internacional de Bioética. 

Os esperamos!!!

jueves, 27 de febrero de 2014

Sentencia del Tribunal Supremo sobre maternidad subrogada





Sentencia que ratifica sentencias previas en las que se había dictado que el menor nacido de un contrato de maternidad subrogada en California no podía inscribirse en el registro civil de España como hijo del matrimonio que había suscrito el contrato de maternidad subrogada. Dicha sententencia, y su argumentario, tienen muchos aspectos de interés, y por ello recomendamos su lectura completa. En esta nota queríamos reflexionar sobre un aspecto que nos ha llamado la atención de forma intensa y es la consideración que expone la sala sobre el interés superior del menor, al que apelan los demandantes. 
 La sentencia expone que "el interés superior del niño, o del menor, es un concepto jurídico indeterminado, esto es, una cláusula general susceptible de concreción que el propio legislador introduce conscientemente para ampliar los márgenes de la ponderación judicial.  Pero en ocasiones estos conceptos jurídicos indeterminados son lo que se ha denominado "conceptos esencialmente controvertidos", esto es, cláusulas que expresan un criterio normativo sobre el que no existe una unanimidad social porque personas representativas de distintos sectores o sensibilidades sociales pueden estar en desacuerdo acerca del contenido específico de ese criterio. Este carácter de contovertido puede predicarse del "interés superior del menor" cuando el mismo ha de determinarse en supusos como el aquí enjuiciado". Parece que estos conceptos esencialmente controvertidos pueden ser la esencia del trabajo de los comités de ética, y el trabajo que nos lleva al método deliberativo donde se recoja la pluralidad social puede constituir una herramienta útil en algunos casos.

Sigue más adelante diciendo que "la cláusula general de la consideración primordial del interés superior del menor  contenida en la legislación no permite al juez alcanzar cualquier resultado en la aplicación de la misma. La concreción de dicho interés del menor no debe hacerse conforme a sus personales puntos de vista, sino tomando en consideración los valores asumidos por la sociedad como propios, contenidos tanto en las reglas legales como en los principios que inspiran la legislación nacional y las convecciones internacionales. La aplicación del principio de consideración primordial del interés superior del menor ha de hacerse para interpretar y aplicar la ley y colmar sus lagunas, pero no para contrariar lo expresamente previsto en la misma. No hacerlo así podría llevar a la desvinculaicón del juez respecto del sistema de fuentes, que es contraria al principio de sujeción al impreio de la ley que establecer el artículo 117.1 de la Constitución. Hay cambios en el ordenamiento jurídico que, de ser procedentes, debe realizar el parlamento como depositario de la soberanía nacional, con un adecuado debate social y legislativo, sin que el juez pueda ni deba suplirlo".

Parece que la sentencia hace un reconocimiento tácito a que en estos conceptos controvertidos no debemos buscar una verdad absoluta, ni tan siquiera la del juez, por ello no podemos saltarnos el texto de la ley amparándonos en el interés superior del menor; sino que es labor del parlamento establece un debate social que lleve a la modificación o creación de nuevas leyes que delimiten mejor estos aspectos controvertidos, y no sería conveniente ni adecuado que los jueces sustrayesen a la sociedad la posibilidad de establecer esos debates; ya que el objetivo último es crear un consenso que permita la gestión de ese espacio público común.