¿Qué es un Comité de Ética?

Los Comités de Ética para la asistencia sanitaria son instancias de diálogo y debate interdisciplinar, con la misión de asesorar a los profesionales sanitarios y a los usuarios que lo soliciten en la solución de los conflictos éticos que se producen en el desarrollo de la tarea asistencial.

miércoles, 24 de octubre de 2018

A VUELTAS CON LA EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO

A raíz de la admisión a trámite de sendas propuestas con la finalidad de despenalizar y regular la eutanasia, una a propuesta del Parlamento de Cataluña y otra del PSOE, a debatir esta última el 25 de este mes y que tiene la posibilidad de salir aprobada, se ha generado un intenso debate en los medios de comunicación con opiniones en contra de proceder en tal sentido.

Por tal motivo, creo que es necesario recordar y señalar lo siguiente:

1. La población española parece estar a favor de la eutanasia: las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ya en 1992, revelaba que un 78% de ciudadanos y ciudadanas estaban a favor de cuidados paliativos y un 66% se mostraba de acuerdo con que la ley permitiera a los médicos poner fin a la vida de un enfermo terminal que lo solicitase. Un 49% afirmaba estar de acuerdo con que esta decisión la pudiera tomar un familiar. Encuestas posteriores de la misma entidad, año 95, 2008 y 2009, un 62% se mantenían a favor del suicidio asistido, 7 de cada 10 se mostraban de acuerdo con la eutanasia respectivamente y el 73,6% a favor de la regulación respectivamente, de los cuales un 60% eran votantes del PP y un 90% de IU o PSOE. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU, 2000) ponía en evidencia que 3 de cada 4 españolas y españoles estaban de acuerdo con la eutanasia.


2. Los y las profesionales de la medicina también están a favor de su regularización: el CIS de 2002 encontraba que un 41,5% opinaban que había que cambiar la ley a favor de la eutanasia y el suicidio asistido para enfermos terminales que lo soliciten, e incluso un 18,4% lo haría extensivo a no terminales con grandes sufrimientos físicos o psíquicos. En esta encuesta se afirma que el 80% de los médicos jamás ha recibido petición de eutanasia, y el 91,9 nunca ha recibido petición de ayuda al suicidio. Estas cifras son diferentes a las reflejadas por la OCU en el 2000: entre un 65% de médicos y 85% de enfermeras reconocían haber recibido petición de eutanasia o suicidio asistido; también, que un 21% de los médicos dice haber participado en su práctica.

3. Instituciones de Cataluña (no tiene ley de muerte digna) como el Observatorio de Bioética y Derecho (2003), el Instituto Borja de Bioética (2005) y el Consejo Consultivo de Bioética (2006), se han manifestado en el sentido de legalizar estas cuestiones.

4. El conocimiento de la legalización de estas prácticas en Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Suiza, EE.UU., Colombia y Australia, y los resultados, consecuencia de la evaluación efectuada,  han aportado elementos importantes para el debate y han contribuido a desmentir argumentos en contra como el de la “pendiente deslizante”, merced a la cual, estas prácticas se aplicarían a personas vulnerables

Tanto el Partido Popular (PP), Ciudadanos, como la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), hacen énfasis en la existencia de unos buenos Cuidados Paliativos (CP) para que lleguen a toda la población que lo requiera ( entre 70.000 y 100.000 personas que los necesitan no los reciben) e incluso proponen la elaboración de una Ley Orgánica que los ratifique y aglutine las llamadas “leyes de muerte digna” elaboradas por las distintas CC.AA.

Para el PP el problema simplemente no existe, lo que demuestra ignorancia de la realidad de las encuestas mencionadas más arriba y de los diferentes casos aparecidos en los medios de comunicación de aquellas personas que no querían seguir viviendo en determinadas condiciones. Ante la propuesta del PSOE registra una enmienda a la totalidad que es un corta y pega de una Ley de Derechos y Garantías de las Personas en el Proceso de Morir que la Asamblea de la CC.AA. de Madrid aprobó en marzo de 2017.

Ciudadanos insiste en garantizar una Ley de Cuidados Paliativos argumentando que las personas no tienen que elegir entre el suicidio y el horror y si desconocemos que derechos garantizados tenemos al final de la vida, no sabremos cual debe ser la postura sobre la eutanasia. Solo decir que el suicidio no está penado, forma parte de la libertad del individuo y que el horror es seguir viviendo bajo un elevado índice de sufrimiento.

La OMC se ampara en su Código Deontológico (Art. 5 apartado 1 y Art. 36 apartado 1, 3 y 5), a pesar de reconocer que se pueden aplicar las medidas encaminadas a facilitar el bienestar, incluso, si estas acortan la vida, aceptando la sedación en la agonía y ante un síntoma refractario. Otros argumentos que esgrime:
-          Se hace demasiado para retrasar la muerte y demasiado poco, y tarde, para aliviar el sufrimiento.
-          Sesenta mil personas se mueren al año en España con dolor; legalizar una forma de acabar con ellos es una indecencia.
-          La sedación paliativa es un tratamiento médico. Es lo último que podemos hacer por el paciente y no se puede confundir con la eutanasia.
-          La eutanasia no es un problema médico y va en contra de ser médico.
-          El resultado de las encuestas depende de cómo se hagan las preguntas. Con unos buenos cuidados paliativos no se pide la eutanasia.
-          La sociedad y la medicina pueden ofrecer algo más que anticipar la muerte.

Los médicos no evitamos la muerte y si debemos aliviar el sufrimiento, que como bien dice el referido Código, con medidas que pueden acortar la vida. ¿No es una contradicción con el último punto argumental?. El dolor puede ser un síntoma refractario, ¿es una indecencia aplicar una sedación terminal?. La eutanasia si es un problema médico al no constituir una excepción su planteamiento, y el error es carecer de una regulación en su aplicación.

La SECPAL insiste en los aspectos deficitarios que todavía tiene el desarrollo de los CP en España como una alternativa a la eutanasia. Está claro que esto hay que hacerlo, pero no resuelve ni alivia el sufrimiento que caracteriza a casos como el de Ramón San Pedro, Luís Marcos, Inmaculada Echevarria o Andrea Lago y el de otras persona afectas de esclerosis lateral amiotrófica que han aparecido en los medios de comunicación. ¿El sufrimiento de estas personas, no es un síntoma refractario?.

Bajo un punto de vista jurídico, Javier Pérez Royo dice que “no hay ningún argumento contra el reconocimiento de la vertiente negativa del derecho a la vida, es decir, del derecho a la propia muerte. Todo lo contrario. El derecho a la vida entra dentro del círculo de la libertad personal y no hay, en principio, ninguna razón para negar a un individuo el derecho a poner fin a su vida”. J.L. Beltran Aguirre opina que la negativa a la eutanasia se cimenta en la ética propia de la tradición cristiana y no es constitucionalmente aceptable comprometer la laicidad del Estado, que según el Tribunal Constitucional ha de ser entendida, además de como posición neutral, como actitud positiva frente al fenómeno religioso.

Efectivamente, la imposición de una moral y ética cristiana, es la razón fundamental que aunque no se diga, esta detrás de las posiciones de determinados sectores.

Si analizamos desde un punto de vista ético el debate aplicando los consabidos principios, tampoco se sostiene la negativa a su legalización.

Déjese hacer al legislativo y quien quiera someterse a ella si reúne los requisitos previstos en la Ley, lo solicite. Será un alivio para muchos profesionales sanitarios y, también, para muchas personas. Quien no quiera someterse a la participación en su práctica, puede ejercer la objeción de conciencia.

Por favor, no me nieguen a morir cuando y como yo quiera, porque esto si es un atentado contra mi dignidad en particular, y en general, contra las de las personas.


Juan Antonio Salcedo Mata


viernes, 6 de abril de 2018

COMITÉ DE BIOÉTICA DE JARRIO Y DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

            Este próximo sábado, 7 de abril, es el Día Mundial de la Salud. Fue propiciado por la OMS con el fin de  que todas las personas deberían hacer efectivo su derecho al grado máximo de salud que se pueda lograr en todo el mundo, para todos los ciudadanos de un país o región, sin discriminación por razones económicas o de otro tipo

            El lema de “salud para todos” ha constituido la base para avanzar en la cobertura sanitaria universal de aquí que la OMS siga incidiendo y animando a los países firmantes de los acuerdos en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que pongan en marcha medidas que hagan efectivo dicho lema. Según esta organización, es decisiva la firme voluntad política para su consecución.

            En nuestro país, estamos sufriendo una regresión importante en el alcance de este derecho por las medidas que nuestros dirigentes políticos han tomado con la excusa de la crisis económica. El conocido Real Decreto-Ley 16/2012 ha supuesto la base para retirar asistencia sanitaria a inmigrantes y a otros colectivos e introducir copagos para los pensionistas cuyas consecuencias se han traducido en muertes de personas y en la imposibilidad de retirar medicamentos y agravamiento de diferentes patologías crónicas.

            A pesar del llamamiento de diferentes organizaciones internacionales en contra de estas medidas, se ha persistido en implantar políticas restrictivas que han generado una desigualdad en aumento y sin precedentes en nuestro país.

            Como Comité de Bioética, no podemos quedarnos callados ante la situación que se ha generado, fruto de los recortes y políticas de austeridad con la excusa de mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario público. La descapitalización del mismo ha originado un importante deterioro y así, servir de excusa para decir que la gestión pública es peor que la privada. Por este motivo nos unimos a las críticas que desde otras organizaciones se han vertido a propósito de este día conmemorativo.


https://www.actasanitaria.com/los-presupuestos-generales-del-estado-2018-alejan-a-espana-de-la-cobertura-sanitaria-universal/

miércoles, 7 de marzo de 2018

8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

Desde hace varios días, los medios de comunicación destacaban y destacan la convocatoria internacional de huelga para el día 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. En 1857, tal día como este, un grupo de trabajadoras del textil, salieron a las calles de Nueva York para protestar por sus malas condiciones laborales; desde entonces y después de otros acontecimientos, se decidió fijar esta fecha para conmemorar la efeméride.

A pesar del tiempo transcurrido desde entonces, las mujeres siguen abocadas a la marginación, precariedad laboral y salarial, acoso y, lo que es más lamentable, a la muerte por violencia machista. 

No vamos a incidir más en los argumentos que han motivado y fundamentado la huelga convocada y que seguro conocéis, pero si expresar nuestro apoyo a la misma como Comité de Bioética del Área Sanitaria de Jarrio, y animaros a participar y estar en la calle. El éxito está asegurado y confiamos en que de una vez por todas se pongan e implementen medidas para evitar esta lacra humana y social. 

Para terminar, decir que la situación de la mujer no se cambia en un día, y hay que mantener uno tras otro y de manera constante, el propósito del cambio. Todos unidos, mujeres y hombres.


lunes, 19 de febrero de 2018

A PROPÓSITO DE LA JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

            Se instituyo por el Papa Juan Pablo II en mayo de 1992 con el objetivo de asegurar la mejor asistencia posible a los enfermos. El lema para la de este año (11 de febrero) es “acompañar a la familia en la enfermedad”.

            Me parece correcto, pero estimo que también hay que tener en cuenta otros factores que evitan la enfermedad y en otros que mejoran la atención. Se me ocurre, por ejemplo:

1.- No a las políticas que producen desigualdad, pobreza y exclusión social.

2.- Si a las políticas que distribuyen la riqueza de forma equitativa.

3.- No a la privatización de los servicios públicos. La sanidad no se vende, se defiende.

4.- Si a los Servicios Nacionales de Salud con cobertura universal sin discriminación alguna y de provisión y financiación públicas.

5.- No al hospitalocentrismo.

6.- Si a los Servicios Nacionales de Salud centrados en la Atención Primaria.

7.- No a los recortes sanitarios.

8.- Si a los Servicios Nacionales de Salud enfocados a la resolución de problemas y necesidades en salud mediante una adecuada planificación sanitaria.

9.- No a la carestía excesiva de los medicamentos y abusos de la industria farmacéutica.

10.- Si a la eliminación de los copagos sanitarios que gravan la enfermedad.

11.- No al uso excesivo de la tecnología sanitaria.

12.- Si al uso de una tecnología bien planificada a tenor de necesidades y previa evaluación de sus resultados en salud.

13.- No a las dilatadas listas de espera.

14.- Si a una atención pertinente en el tiempo según naturaleza del problema.

15.- No al uso indiscriminado de los procedimientos preventivos, diagnósticos y terapéuticos.

16.- Si a las medidas que eviten efectos adversos y mortalidad sanitariamente evitable.

17.- No a la práctica de una medicina defensiva y paternalista.

18.- Si a la práctica de una atención que después de escuchar al paciente, aporte información clara, entendible, respete la autonomía del enfermo y favorezca su participación en la toma de decisiones.

19.- No a la escasa evaluación de los resultados en salud.

20.- Si al uso de la epidemiología para una correcta evaluación de los resultados en salud.

21.- No al encarnizamiento terapéutico ni a la medicalización de la vida.

22.- Si a la humanización de la atención sanitaria como exigencia ética y al fomento activo y cumplimiento de las voluntadas anticipadas.

23.- No a la tendencia a no realizar visitas domiciliarias, incluso a pacientes terminales: Si no hay curación, cuida, si no es posible cuidar, acompaña.

24.- Derecho a unos cuidados paliativos integrales con atención al enfermo, familia y entorno.

23.- Derecho a una muerte digna y a la regulación del suicidio asistido.


martes, 6 de febrero de 2018

COMENTARIOS A PROPÓSITO DEL DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER


            Parece que el cáncer, además de matar, se convierte para quien lo padece en un factor de riesgo de pobreza, exclusión social y desigualdad.

            La incidencia según estimaciones y proyecciones, ira en aumento. La población más afectada será la de 65 y más años, hecho lógico al estar ligado el envejecimiento a una mayor probabilidad de padecer esta enfermedad.

            También se están consiguiendo tasas de supervivencia mayores. Véanse los resultados del estudio Concord-3

            Según el propio estudio, arriba referido, se constata una desigualdad en el acceso a los servicios, de tal manera que el código postal es más importante que el código genético en salud pública. Los ric@s siguen teniendo mejor pronóstico que los pobres tanto entre países como dentro de un mismo país. Incluso no es lo mismo ser blanc@ que negr@ como ocurre en EE.UU. El Dr. Sullivan llama a este fenómeno. “oncoplutocracia.

            Como efectivamente se comenta, el foco hay que ponerlo en el costo del tratamiento. La primera terapia génica desarrollada por Novartis y aprobada en EE.UU. para tratar un tipo de leucemia, supone un costo de 400.000 mil dólares por paciente.

            La carestía de los medicamentos, según opiniones, no se justifica a pesar de los argumentos de la industria farmacéutica (recordemos el caso del famoso “sovaldi”), pero este es otro tema que tendremos que abordar en el futuro.

            Según datos del Observatorio de la Asociación Española contra el Cáncer, de los 230.000 casos diagnosticados en el último año en España, 90.000 fueron a personas en edad laboral, de los cuales 25.000 estaban o podían caer en una situación de pobreza. El trabajo analiza cuatro situaciones: personas sin empleo, con o sin prestación, autónom@s          y trabajador@s con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional a nivel general y por CC.AA. Si tenemos en cuenta la precariedad laboral y las prestaciones insuficientes, no es extraño que el colectivo afectado caiga en situación de riesgo de pobreza. La propia AECC solicita planes de protección para este colectivo que abarcan  prolongar la baja sin tener que llegar  a la incapacidad, retirar los copagos, la no supresión de la prestación por desempleo o el impedir que las empresas despidan a los enfermos de cáncer en plena baja laboral

            Esta otra cara de la realidad del cáncer, junto a otros informes y datos ya comentados en este espacio, pone en evidencia que es necesario establecer políticas que satisfagan las necesidades de los ciudadan@s y que de verdad, la tan cacareada situación económica en auge, llegue a las personas. Justicia y equidad.

            

jueves, 1 de febrero de 2018

CONSECUENCIAS DE LA POBREZA Y DE LA DESIGUALDAD


“Hemos aprendido a volar como pájaros,
a nadar como los peces;
pero no hemos aprendido el sencillo
arte de vivir como hermanos”
Martin Luther King (1929-1968)
A propósito de su aniversario: 15 de Enero


No es nada nuevo y ya viejo conocido, el hecho de que la pobreza y la mala salud están interrelacionados y que esa relación de causalidad es bidireccional. Tampoco es nuevo que un mayor nivel de pobreza se asocia a una mayor desigualdad social y que la buena o mala salud no depende exclusivamente de las personas y si de la interacción entre las personas y su entorno. De aquí el concepto de medicina social basado en sistemas públicos de salud que financiados a través de impuestos, ofrecen acceso igualitario a toda la población independiente de su nivel de riqueza.

Veamos algunos datos.

Ya en 1999, un estudio publicado en la revista Journal of Epidemiology and Community Health, señala que si España tuviera el índice de mortalidad que registra el 20% de las zonas más ricas, cada año se producirían 35.090 muertes menos. De no existir diferencias sociales, no se producirían. De esas muertes evitables, 26.030 corresponden a personas mayores de 65 años. Por áreas geográficas, la mortalidad es mayor en el sur y hacia el oeste. Andalucía y Extremadura acumulan un tercio de muertes por desigualdades sociales y su esperanza de vida es inferior al del resto.


En 2017, un estudio publicado en Lancet sobre 1,7 millones de personas demuestra que el bajo nivel socioeconómico disminuye la esperanza de vida en 2,1 años, más que la hipertensión, la ingesta de alcohol y la obesidad. Aprovecha la ocasión para criticar las políticas de la OMS al no incluir esta variable entre sus objetivos y recomendaciones

En España la mortalidad por enfermedades infecciosas es tres veces superior en los pobres en relación con la de los ricos

Hoy misma se publica en El País un estudio con datos de 37,5 millones de pacientes de 71 países, que revela un aumento generalizado en la supervivencia por cáncer. También revela que los pacientes ricos tienen un mejor pronóstico que los pobres, es más, en EE.UU. ser blanco marca una diferencia en relación con ser negro a favor de los primeros. Los tratamientos contra el cáncer son extremadamente caros y solo están disponibles para los más ricos de los países más ricos

Y seguro que hay más ejemplos.

La pobreza y las desigualdades son fruto de la aplicación de políticas neoliberales basadas en una economía de mercado donde los ciudadanos se deben esforzar en la resolución de sus problemas sin que el Estado deba intervenir para nada, ignorando su responsabilidad a favor de una justa distribución de la riqueza que favorezca la igualdad de oportunidades y la equidad. Gobierna el poder financiero y no la política.

El gobierno español ya promulgo el famoso Real Decreto Ley 16/2012 que ha producido una fractura en la universalidad del sistema dejando a una multitud de personas sin cobertura sanitaria, introduce el copago farmacéutico con lo que ha supuesto de deletéreo para los pensionistas y abre las puertas a la privatización del sistema.

El estudio sobre desigualdad global publicado por World Inequality Lab , revela que esta situación es fruto de un política fiscal concreta que favorece la concentración de rentas, el acceso a la educación y al empleo, la proporción de trabajadores que hay en los comités de toma de decisiones de las empresas, salarios precarios y una evasión fiscal elevadísima (en el mundo se dejan de ingresar 350.000 millones de euros; en España un 8,6% de la riqueza financiera de los hogares no se declara y está en paraísos fiscales, por encima de la media global)

Curiosamente, un informe de la Comisión Europea, cuestiona el sistema español de transferencias sociales, y refleja, que junto a Italia, es el país en el que las prestaciones menos ayudan a las rentas bajas. Este comportamiento de España radica en la escasa recaudación en relación con la media europea y la escasa progresividad de los impuestos. La respuesta del gobierno español ha consistido en que estos datos no son fieles a la realidad por no incluir las prestaciones en especie que supone la educación y sanidad “gratuitas” (no nos cuesta nuestro dinero) y bastante generosa en comparación con el resto de Europa.

¿Es o no es para sonrojarse, tanto el cambio de la política de la UE como la actitud del gobierno español?

La Alianza contra la Pobreza y Desigualdad pide al gobierno de España que los presupuestos de 2018 incluyan una mayor inversión en políticas públicas destinadas a la inclusión y protección social, el aumento de los fondos destinados a la solidaridad global y la puesta en marcha de políticas tributarias justas y progresivas.


NO SEAS POBRE, Y SI LO ERES, LA CULPA ES TUYA. Continuaremos


jueves, 11 de enero de 2018

EL ESTADO DE LA POBREZA EN ESPAÑA (2008-2016). 7º INFORME/2017
INFORME AROPE

El Artículo 40 de la Constitución Española, en su primer punto dice: “los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para la distribución de la renta regional y personal más equitativa…”

En diciembre de 1990 se creo el European Anti Poverty Network (EAPN) por organizaciones que trabajan dentro de la Unión Europea (UE) independientes de ONGs y de otros grupos involucrados en la lucha contra la pobreza. Con sede en Bruselas, se ha extendido a diferentes países, entre ellos España. Plantean objetivos concretos para un período de tiempo definido, con el fin de incidir en las políticas públicas a nivel europeo, estatal y autonómico.

El informe tiene el nombre del indicador (AROPE) que analiza y que combina medición de pobreza con capacidad de acceso a bienes de consumo imprescindibles y con la situación de empleo de los hogares. Pretende evaluar el objetivo comprometido para España: reducir entre 1.400.000 y 1.500.000 el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social para el período 2009-2019. Los datos se muestran a nivel nacional y por CC.AA.

Expondré lo que a mí me ha parecido más destacable (el lector interesado puede acceder al informe completo en el siguiente enlace: http://www.eapn.es/estadodepobreza/.):

1.- El éxito de las políticas económicas se debe de medir en términos de bienestar y condiciones de vida de las personas, y no, en términos macroeconómicos como el PIB.

2.- Por razones técnicas y metodológicas, el empobrecimiento real es más acusado que el mostrado por las estadísticas.

3.- La Tasa de Riesgo de Pobreza y exclusión social alcanza en 2016 a un 27,9% de población (12.989.405 personas).

4.- Su tendencia demuestra que desde 2008 sube espectacularmente hasta 2014 y baja 1,3 puntos porcentuales hasta 2016, año en el que alcanza la cifra mencionada.

5.- La disminución de la Tasa AROPE (TA) se debe a la disminución de la Carencia Material Severa (CMS) en 6 décimas y la bajada de hogares con Baja Intensidad de Trabajo (BIT) en 5, pero no a la disminución de la tasa de pobreza que ha aumentado en 2 décimas, alcanzando el valor más alto de toda la serie histórica.

6.- El 82,1% de la población en TA es española. La TA de la población de otros países de la UE residentes en España, multiplica por 1,9 la de la población española, y la de fuera de la Unión, que también viven en nuestro país por 2,5.

7.- La TA aumenta para todos los grupos de edad hasta 2014.excepto para los de 65 y más años. Disminuye posteriormente a partir de ese año y con más intensidad en el de 30 a 44 años. No obstante, 1 de cada 3 niños está en riesgo de pobreza y exclusión social.

8.- En 2016, no hay diferencias por sexo en el conjunto de la población, pero por grupos de edad, es más intensa para las mujeres de 65 y más años.

9.- En 2016 el 53% de los hogares monoparentales están en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

10.- La cuantía de la pensión afecta a la pobreza. Aproximadamente 4.176.000 pensiones (la mitad del total) están por debajo del umbral de la pobreza (inferiores a 684 euros). Según el tipo, lo están el 40% de las de jubilación, el 69% de las de viudedad y el 89% de las de orfandad.

11.- La tasa de pobreza crece en todos los grupos de actividad excepto para las personas ocupadas. La tasa de paro es mayor para las mujeres (21.38%) que para los hombres (18,2%) y las mujeres ocupadas a tiempo parcial suponen un 24,1%, cifra que multiplica por 3 la tasa masculina.

12.- Las personas con estudios superiores tienen un menor riesgo de pobreza que las que tiene estudios primarios.

13.- El 70% de la población española no ha conseguido los niveles de renta que disponía en 2008.

14.- La tasa de pobreza es consecuencia de la disminución de ingresos de ese 70% y, especialmente, del 20% más pobre y, en ningún caso, del aumento del umbral producido por el crecimiento de la renta media.

15.- Actualmente sufren CMS 1 de cada 14 menores, 1 de cada 8 familias monoparentales o monomaritales, 1 de cada 6 personas extranjeras independiente del origen, 1 de cada 20 españoles y 1 de cada 6 mujeres.

16.- El 62% de la población experimenta alguna clase de dificultad para llegar a fin de mes, hecho que afecta más a las mujeres. Más de 2 de cada 3 personas menores de 29 años tiene dificultades.

17.- En 2016, el 14,9% de las personas entre 0 y 59 años viven en hogares con BIT. Por otro lado, un 15,1% de la población pobre, no vive en un hogar con BIT, lo que demuestra que si se trabaja, no siempre es posible salir de la pobreza.

18.- En 2016, algo más de 2,9 millones de personas están en pobreza severa (ingresos iguales o inferiores a 342 euros/mes), un 6,4% de la población. Calculándola con el umbral anclado en 2008+IPC, aumenta al 7,6% (la diferencia se explica por la definición actual utilizada y excluye a personas que para nada han mejorado las condiciones de vida, lo que advertimos en el punto 2).

19.- Se han empobrecido más, la mitad de las personas pobres, las mujeres y la población joven con respecto a la de más edad. Esa mitad más pobre no recupera la renta nominal de 2008.

20.- Desde 2014 la renta media del grupo más pobre aumenta en 227 euros, mientras que la del grupo más rico lo hace en 1074 euros.

21.- La desigualdad ha aumentado de manera sostenida, tanto en la época de crecimiento como en la de la crisis posterior. El 10% más rico, obtiene la misma renta total que la mitad de la población.

22.- El Índice de Gini experimenta un fuerte crecimiento en 2014 y parece que se estabiliza a partir de este año. De 2008 a 2016 ha aumentado en 2,1 décimas.

23.- Por CC.AA., se observa:
            - Navarra, País Vasco, La Rioja y Cataluña muestran TA más baja, entre 13 y 17,9. Canarias, Ceuta, Andalucía y Castilla-La Mancha, obtienen las más altas, entre 44,6 para la primera y 37,9 para la última. Existe un norte y un sur y un este oeste en el conjunto nacional.
            - En el período analizado (2008-2016), la TA se redujo en Baleares, Asturias, La Rioja, Extremadura y Ceuta con TA inferiores a las de 2008, aunque para las tres últimas, sus mejores cifras se centran en los dos últimos años más que a una evolución positiva a lo largo de varios años. El resto sufrió un aumento y Andalucía, Castilla-La Mancha y Canarias se llevan la palma con incrementos de 9 y 10 puntos porcentuales
            - Andalucía produce más de 1 de cada 4 personas en TA (26,9%), y, en unión de Cataluña, Valencia y Madrid, producen el 59,7% del total de personas.
            - Un 53% de las personas en pobreza severa se concentran en Andalucía, Madrid y Valencia.
            - Examinando la relación S80/S20 en 2016 valores más altos pertenecen a las CC.AA. de Andalucía, Cataluña, Murcia y Canarias con coeficientes entre 5,94 y 8,12. Las de Asturias, Cantabria y La Rioja tiene los más bajos. En relación con su evolución durante el período analizado, Asturias, Cantabria, La Rioja y Valencia, han reducido la desigualdad y los mayores incrementos corresponden a Cataluña, Murcia y Canarias.

Se ponen cifras a lo que todos sospechábamos. Demoledor. Continuaremos.